El Instituto de Cardiología de Corrientes, está cumpliendo una función de suma importancia en la capacitación y especialización  de profesionales relacionados con la salud,  más allá de lo estrictamente médico según comentó su director a este medio. 
Con el objetivo de contar con especialistas que no son de la rama de la medicina al servicio de los centros de salud, en el año 2017 se ha comenzado una Residencia de Arquitectura Hospitalaria, contando con dos arquitectas residentes de 1 año que han ingresado por concurso, un jefe de residentes y  un instructor, ambos arquitectos. Los mismos fueron avalados por el Ministerio de Salud Pública y la Unne a través de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo. 
Esta es una de las pocas residencias de este tipo en el país, y serviría como aporte al sistema de salud de toda la región dado que “este tipo de profesionales especializados en el área de arquitectura hospitalaria son muy escasos y al cabo de su especialización de tres años, se podrá contar en el medio con profesionales formados específicamente para ello”.  
“El Instituto por primera vez cuenta con una residencia de arquitectura hospitalaria, gracias al apoyo del Ministerio de Salud de la Provincia y de la Facultad de Arquitectura,  quienes han sido conscientes de la necesidad y el aporte que significaría este tipo de programas de formación profesional para toda la región”, dijo a El Litoral Julio Vallejos, director del Cardiológico.
En este sentido, agregó: “Al cabo de tres años estos arquitectos van a cursar por un programa integral teórico y práctico de formación y podrán de esta manera completar su formación profesional en un área específica como es la arquitectura hospitalaria. De este manera y una vez más,  el Instituto de Cardiología junto Salud Pública y la Unne estarán haciendo un aporte trascendente en cuanto a formación de recursos humanos profesionales  altamente calificados”. 
“Este año además se abrirá la Residencia de Ingeniería Clínica que, funcionará en forma independiente,  para lograr la capacitación de nobeles ingenieros que quieran especializarse  en ingeniería clínica. Esta residencia que también tendrá una duración de tres años, está avalada por Salud Pública y la Facultad de Ciencias Exactas de la Unne y en breve se estará llamando a concurso. Inicialmente para la pre- residencia y luego para la Residencia propiamente dicha. Será una ingeniería aplicada a la medicina,  que  se especializarán  fundamentalmente en el área de electromedicina. Tendrán tres años de formación en la residencia.  Este será otro recurso humano altamente calificado que se volcará al la región y que hoy también es muy escaso”, indicó y remarcó que de esta forma damos trascendencia a los postulados que son el fundamento y distintivo  del Cardiológico: la asistencia, la  docencia y la  investigación”. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Salud & Ambiente

    Tapas del día
    Columnistas