La intensidad de la lluvia de la jornada de ayer provocó anegamientos en algunos barrios y en el centro las consecuencias fueron temporales.

 

n Como consecuencia de la tormenta que se desató ayer, cayeron 35,6 milímetros de agua que agravaron el problema de las calles de tierra y anegó algunos barrios de la ciudad. El Litoral recorrió algunos barrios y constató los inconvenientes que atraviesan estas zonas, mientras que en el centro las inundaciones fueron temporales. Las lluvias persistirán el día de hoy con una temperatura máxima de 24°.

Tormenta
El temporal comenzó promediando las 11 de la mañana y continuó hasta pasadas las 16. Si bien durante la madrugada sólo hubo una lluvia muy finita con cierta intermitencia, la tormenta comenzó a prepararse a las 10 de la mañana, para desatarse por completo cerca de las 11, con la caída de unos 35,6 milímetros de agua hasta las 16 aproximadamente.
Durante las primeras horas de esa franja horaria las lluvias fueran intensas, mientras que en los últimos 60 minutos la fuerza del agua disminuyó considerablemente.
Pero la cantidad de agua caída, que si bien está lejos de otras tormentas que acumularon casi 200 milímetros, perjudicó el tránsito en las barriadas que cuentan con calles de tierra, como así también afectó a aquellas zonas donde no cuentan con desagües o los mismos se encuentran tapados.
Mientras que en el centro se produjeron, como siempre, anegaciones temporales, para luego normalizarse la situación pasadas las 18.

Recorrida
El panorama de las barriadas que cuentan con calles de tierra es desolador, las escenas se repiten, aunque los personajes se multiplican y varían.
Durante la siesta ayer, El Litoral llegó hasta el barrio Santa Teresita, una zona olvidada como tantas otras, que refleja la realidad que viven muchos vecinos que habitan en sectores donde el asfalto es un sueño que tiene más de 30 y hasta 50 años.
Una vez en la barriada, al pretender ingresar por la calle Lamadrid, lo primero que se puede observar es como los conductores con destreza desafían la gravedad y se santifican al cruzar un enorme pozo que se encuentra sobre la arteria.
También en la zona se observan sectores anegados por falta de mantenimiento de los desagües, como también porque hay vecinos desaprensivos que obstruyen el canal natural, dado que instalan rampas para poder ingresar los coches a los hogares.
En el sector también se observó que algunas personas están obligadas a elegir entre caminar por el pasto o  por la calle, lo que implica tener que mantener el equilibrio para no caer en el lodazal.
Y si bien en esta oportunidad no se vio, no está de más destacar que mucha gente, para no embarrarse, sale de su casa con botas y se cambia de calzado cuando llega al asfalto. Mientras que otros optan por envolver sus calzados con bolsas para no llegar con barro a su destino.

Intervención
La Provincia en los últimos meses del año pasado inició un plan de enripiado de 500 cuadras, de las cuales hasta el momento ejecutó 250 en una ciudad que cuenta con 6.500 calles de tierra. Hace una semana, las nuevas autoridades de la Comuna comenzaron a implementar un programa de reconstrucción de calles de tierra, priorizando el recorrido de los colectivos. El enripiado está contemplado en una segunda etapa, que se plegará al programa provincial.

Pronóstico
La jornada de ayer finalizó con una temperatura que rondaba los 22°, pero para hoy la térmica oscilaría entre los 20° y 24°, con probabilidades de tormentas.
Mientras que el lunes el tiempo se mantendría inestable y la máxima llegaría a los 31°, para el martes y miércoles la térmica treparía hasta los 35°.  

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Bien público

    Tapas del día
    Columnistas