Se trata de la persona que apareció enigmáticamente entre los nichos amordazada con plásticos, cubierta con arena y un crucifijo en la boca. Existe desconcierto en los investigadores que aún no pudieron identificarla.

 

 La mujer que apareció muerta y ensangrentada el martes último dentro del cementerio de la localidad de 9 de Julio, fue asesinada a golpes, aunque los investigadores aún no lograron identificarla.
Eduardo Delgado de FM Radiolanueve reveló que “los pocos datos que brindó la Policía dan cuenta de que la mujer fue asesinada a golpes y luego depositada dentro del cementerio”, explicó ayer a El Litoral.
Por otra parte aseguró que los pesquisas trabajan  con base en los elementos de prueba recogidos en el lugar, los cuales hasta ahora no fueron suficientes para identificar a esta persona. 
Analizan en tal sentido los pedidos de búsqueda por desaparición denunciados en otros lugares, sin embargo hasta ahora ninguno es coincidente con el cadáver que apareció cerca de las 8 del miércoles en el cementerio “Sangrado Corazón de Jesús”, que se encuentra a la vera de la Ruta Nacional N° 123, a escasos 1 kilómetro de la localidad de 9 de Julio.
Como se recordará el encargado del predio, un trabajador municipal de nombre Jorge Galarza divisó el cuerpo de esta persona sentado cerca de los nichos.
En principio creyó que se trataba de un borracho que pasó la noche allí, pero al acercarse se encontró con la escalofriante escena. Era una señora con el rostro inclinado hacia abajo y los brazos sobre las piernas. Tenía la cara ensangrentada y a su vez cubierta con arena. En sus pies había bolsas de nylon, y ladrillos. Dentro de la boca le pusieron plásticos a modo de mordaza y lo que completaba el enigmático cuadro era un crucifico que colgaba de los dientes.
El cuerpo tenía señales de tortura ya que los pies y brazos también estaban con sangre, afirmaron las fuentes policiales.
Sobre un camino de altos pastos que era el antiguo acceso al predio quedaron  marcas de las ruedas de un vehículo que ingresó en horas de la madrugada y depositó el cuerpo.
Las circunstancias son confusas y causan desconcierto en la policía que no tiene una pista firme sobre la cual avanzar con la investigación, ya que existen sospechas incluso de que podrían estar en presencia de un posible ritual satánico a juzgar por las circunstancias.
Los restos sin vida de esta persona se hallan en la morgue judicial de la ciudad de Goya, donde la Fiscalía y Juzgado de Instrucción están abocados en obtener una pista firme que les pueda permitir clarificar los hechos.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Policiales

    Tapas del día