David Lacroze, productor agropecuario, integrante de Crea y coordinador del Grupo Carnes del movimiento, fue uno de los expositores que tuvo la jornada de actualización técnica realizada el jueves pasado en la Sociedad Rural de Corrientes. Y fue el encargado de hablar sobre la carne argentina al mundo, un tema no menor en estos días.
“La ganadería argentina iba cuesta abajo, perdimos 10 millones de cabezas durante el último Gobierno, se cerraron decenas de frigoríficos; se perdieron miles de puestos de trabajo en la industria de la carne. Y ahora estamos en el proceso de recuperación, mirando el mundo del cual nos habíamos alejado”, señaló Lacroze en diálogo con Suplemento Campo.
El empresario consideró que “reactivar el negocio exportador va a depender de muchas cosas, entre ellas que tengamos y podamos ofrecer el producto que el mundo quiere, que es el novillo de 440 kilos. Por ahora no lo tenemos y eso nos condiciona mucho para aumentar nuestras exportaciones, que están siempre muy ligadas a tener novillo pesado. Cuando tengamos esa mercadería, esto empieza a caminar solo, porque la demanda la tenemos”.
Sobre la necesidad de ese novillo de 440 kilos, Lacroze comentó que “el productor necesita tener más rentabilidad en la producción de ese novillo y esa renta deviene del precio. Cuando por alguna razón la exportación pudiera pagar más ese novillo, o disminuyan los costos para producirlo, va a aparecer esa mercadería porque la capacidad para hacerla la tenemos”.
En este aspecto, durante su exposición Lacroze explicó que hoy para el productor argentino es más rentable hacer el novillo de 350 kilos. “Requiere menos tiempo y menos comida”, señaló, y la salida sería un mejor precio de la industria para el novillo pesado: “Ese precio se logra conquistando más y mejores mercados, entre otras cosas”, sostuvo.

Eficiencia
Lacroze también se refirió a los índices ganaderos actuales enel Norte, que siguen siendo bajos desde hace muchos años. “Seguimos produciendo 60 terneros cada 100 vacas y es una de las cosas que tenemos que mejorar sensiblemente, además del peso de faena”. Y sobre las herramientas para mejorar esa productividad, señaló que “es un efecto contagio: la gente ve que con el mismo rodeo, hay productores que tienen 80 terneros, y 20 terneros más por cada 100 vacas es mucha plata”.

 

 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día
    Columnistas