Encargado para el primer Japan Alps Art Festival en Omachi Japón, "Arc Zero - Nimbus" fue una instalación a gran escala, específica para el lugar, que envolvía a las personas con niebla cuando ingresaban a los terrenos de un antiguo templo budista.

Un anillo de niebla de 6 metros rodea un puente peatonal, no solo invita a las personas a caminar, sino que también les exige hacerlo cuando se acercan al Templo Hotokizaki Kanon-Ji. La experiencia es como caminar a través de un portal, cruzar un umbral hacia un nuevo estado mental purificado.

El agua que se bombea directamente desde el río que fluye debajo del puente, se filtra y se empuja a través de boquillas finas dispuestas alrededor de la estructura. La fuente del río está cerca, en las montañas donde se derrite la nieve. El trabajo representa el viaje cíclico del agua, a través de todos los estados, bajando de la montaña y retrocediendo nuevamente como niebla evaporada.

Durante el día, la neblina trabaja con las condiciones ambientales del sitio para producir rayos de luz crepusculares a través de los árboles y el arcoíris alrededor del observador, mientras que en las horas más oscuras se ilumina la neblina con la iluminación incrustada en la estructura. Dos capas de tiras de LED ajustadas a temperaturas de color ligeramente diferentes le dan a la neblina una calidad de textura añadida a medida que se eleva desde el anillo.

La parte diseñada y fabricada por la empresa Technocore, con sede en Tokio, que se especializa en sistemas de lluvia y neblina, pudo integrarse en el sitio con elegancia y con un mínimo soporte estructural.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Arquitectura + Construcción

    Tapas del día