Un grupo de investigadores, entre ellos de la UNNE y CONICET, identificó y registró una nueva especie de escorpión, Tityus curupí, que sólo habita en el Paraje Tres Cerros, de la provincia de Corrientes. Representa un nuevo aporte al conocimiento de esta reserva natural donde habita una gran cantidad de flora y fauna singular.

El Paraje Tres Cerros es una zona aislada, de baja altura montañosa, ubicada en la provincia de Corrientes, compuesta por tres colinas aisladas rocosas de 150-180 m de altitud de rocas de tipo arenisca de cuarzo.

Tras iniciativas de investigadores de la UNNE y CONICET, el Paraje Tres Cerros se transformó en los últimos años en un espacio que concentra gran cantidad de investigaciones que aportaron y siguen aportando a profundizar el conocimiento de este sitio natural, con el objetivo de promover su valoración y conservación. Las diversas actividades de investigación sobre la fauna, se coordinan desde la Cátedra de Biología de los Cordados (FaCENA-UNNE), a cargo de la profesora Alejandra Hernando.

Debido a sus diferentes condiciones ambientales con respecto a sus áreas circundantes, estas colinas se consideran "islas biogeográficas", es decir un refugio aislado donde habita una gran cantidad de flora y fauna singular.

Entre ellas se encuentran varias especies endémicas de plantas y pequeños invertebrados y vertebrados, que habitan exclusivamente en las elevaciones rocosas del Paraje Tres Cerros y en ningún otro lugar del mundo.

Nuevo Hallazgo. Recientemente, un grupo de investigadores, entre ellos de la UNNE y CONICET, describió una nueva especie de escorpión del Paraje Tres Cerros a partir de diferencias morfológicas, genéticas y biogeográficas, especie que registraron otorgándole el nombre científico de Tityus curupi.

Tityus curupi, según lo descrito por los investigadores, es una especie que pertenece al complejo de especies boliviano. Este complejo presenta una peculiar distribución, con 14 especies descritas que ocurren en altitudes intermedias de los Andes desde Ecuador a Argentina y sólo una especie en las llanuras del sur de Brasil y Uruguay, especie conocida como Tityus uruguayensis.

Se creía que este complejo de especies estaba ausente de la áreas intermedias de los bosques de Chaco, Espinal y Paranaense. Por lo tanto, la presencia de esta nueva especie en el Paraje Tres Cerros es significativamente intrigante porque representa el primer registro de este grupo en las tierras bajas al oeste del río Uruguay.

La morfología de T. curupi  es muy similar a la de su pariente más cercano, T. uruguayensis, por lo cual los investigadores decidieron abordar la descripción de T. curupi realizando una descripción comparada con su pariente del Uruguay desde diferentes puntos de vista: una descripción morfológica, un análisis citogenético y otro molecular de delimitación de especies.

“La descripción de Tityus curupí es de suma importancia porque incrementa el conocimiento sobre las especies endémicas del Paraje Tres Cerros y revela el potencial para el futuro hallazgo y descripción de nuevos endemismos” explica el doctor Rodrigo Cajade, investigador del Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE y del CONICET, quien participó en la investigación que permitió describir la nueva especie Tityus curupí.

El sitio natural de estudio. Sobre la importancia de los trabajos que se están realizando en el Paraje Tres Cerros, el doctor Cajade graficó que “los cerros son laboratorios evolutivos donde las rocas son el motor de vida y evolución. Durante muchos años esos laboratorios permanecieron desconocidos a la ciencia y hoy hemos abierto las puertas y hallado un lugar único que reconstruye la historia biológica y geológica de la región”.

Agregó que erigidos sobre la superficie desde hace millones de años, estos cerros han sido testigos de diversos acontecimientos que provocaron grandes cambios ambientales. “Imagínese que pudiera asistir a un cortometraje que resumiera gran parte de la historia de la vida y naturaleza de Corrientes. Ese film puede usted verlo en los ecosistemas rocosos del Paraje Tres Cerros”.

El investigador de la UNNE destacó que la descripción de Tityus curupí “representa el espíritu multifocal, interdisciplinario e interinstitucional que profesa el trabajo de gestión de la naturaleza que la UNNE desarrolla en el área”.

El trabajo sobre Tityus curupí publicado en la prestigiosa revista “Plos one”  fue liderado por el investigador Andrés Ojanguren-Affilastro, del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia (MACN-CONICET); y contó con la colaboración de Renzo Adilardi y Liliana Mola del Laboratorio del Laboratorio de Citogenética y Evolución-Departamento de Ecología, Genética y Evolución (IEGEBA-CONICET-UBA); Martín Ramírez (MACN-CONICET), Sara Cecarelli (MACN-CONICET) y Departamento de Biología de la Conservación del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California (México); y de Rodrigo Cajade, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura (UNNE-CONICET).

Especies endémicas. Cajade sostuvo que esta nueva especie endémica de escorpión se suma a otros endemismos previamente descriptos para el Paraje Tres Cerros, que son una especie de lagartija y tres de plantas. Además están en proceso de estudio como posibles especies endémicas dos arácnidos y otra lagartija.

Asimismo, en los últimos años se identificaron varias especies de animales y plantas que en Argentina o la región NEA sólo se encuentran en el Paraje Tres Cerros, lo que posiciona al paraje como un lugar de protección de especies.

Los investigadores de la UNNE resaltaron el avance científico que se registra en el conocimiento del Paraje Tres Cerros que en los últimos años se benefició con gran cantidad de investigaciones que empezaron a descubrir la biodiversidad del lugar.

Articulación. Destacaron el papel esencial de la UNNE en la promoción del estudio científico de este sitio natural, a través del apoyo continuo en el financiamiento de proyectos y becas otorgadas por la Secretaria General de Ciencia y Técnica. Asimismo, resaltaron el trabajo científico interdisciplinario de instituciones de todo el país, e incluso del extranjero, como también el trabajo de conservación de “Reserva Natural Privada Paraje Tres Cerros” y de la “Fundación Amado Bonpland”.

En especial mencionaron que las acciones para el conocimiento del ecosistema de Tres Cerros cuentan también con la participación de empresas, organismos de gobierno, instituciones civiles y el apoyo de los propietarios del paraje.

“Agradecemos públicamente a todos los propietarios del paraje que colaboran con este proyecto de investigación y conservación recibiéndonos amablemente en sus establecimientos” finalizaron los investigadores de la UNNE y CONICET.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    Tags

    Protagonistas

    + Ciencia & Tecnología

    Tapas del día
    Columnistas