Comienza la etapa de calores extremos y todos nos preocupamos por fumigar los hogares por la aparición de cucarachas, hormigas, alacranes y arañas. Hay que tener mucho cuidado a la hora de tomar esta decisión por la salud de la familia. Consejos a tener en cuenta. 

 

Instrucciones sobre qué es lo que se debe hacer antes y después de un tratamiento de control de insectos en su casa.
 
Luego de los incidentes ocurridos hace más de una semana en las instalaciones de la Escuela Centenario que dejó como saldo más de 15 alumnos intoxicados y hospitalizados, y ante la llegada de la primavera, las lluvias frecuentes y otros condicionantes que instan a las familias a fumigar sus hogares, en este artículo te contamos algunas pautas generales a tener en cuenta al momento de fumigar y después. 
 
¿Qué debo hacer antes de la fumigación?
Antes de recibir a la persona que se va a encargar de la fumigación resulta útil realizar ciertos pasos:
1. Limpieza profunda del lugar.
2. Cerrar todas las ventanas.
3. Apagar equipos eléctricos sobre todo aire acondicionado y ventiladores.
4. Desocupar áreas afectadas donde se observa la mayor actividad de plagas. Esto es con el fin de aplicar a fondo el insecticida y llegar a los nidos que normalmente están en las partes más escondidas para atacar el problema de raíz. Si la cocina no presenta una alta presencia de insectos, no es necesario retirar nada. En este caso se coloca un gel en los rincones de alacenas y bajo mesadas para que en un período de 3 a 5 días desaparezcan los bichos. Ésta misma técnica se puede utilizar el placares, cajoneras, baños, aparatos electrodomésticos, etc.
5. Guardar o cubrir alimentos con bolsas plásticas o manteles.
6. Si es posible retire los muebles a unos 30 centímetros de las paredes para poder realizar la aplicación en todos los perímetros.
7. Procurar que el día de la fumigación haya la menor cantidad de personas. Niños, ancianos, personas alérgicas, personas sensibles y mujeres embarazadas no deben estar presentes en el momento de la fumigación.
8. Corte el césped bien corto para que los productos aplicados en exteriores duren más.
 
Después de la fumigación:
1. La casa debe quedar cerrada durante 2 / 4 horas.
2. Después de 2 horas ventilar bien durante media hora (o más si queda olor) antes de volver a entrar a la casa.
3. Limpiar pisos recién un día después de haber fumigado, no antes.
 
Fuente: TERMITEK- División y Hogar. 
 
 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Vivir Bien

    Tapas del día