Ingredientes

para la masa

100g. de manteca
200g. harina
1 huevo

para el relleno

400g. de dulce de leche / cajeta / manjar

para la cobertura

150g. de coco rallado
230g. de azúcar
1 huevo
nueces (opcional)

Cómo hacer tarta de dulce de leche y coco

 Colocar la harina en un bol grande. Agregar una pizca de sal, la manteca derretida, y un huevo. Esta masa no lleva azúcar ya que el resto de la tarta será muy dulce, ya es más que suficiente con el dulce de leche.
Mezclar con las manos hasta que quede una masa uniforme. Una cosa que me gusta de ésta masa es que lleva la manteca derretida, lo que ahorra un montón de tiempo evitando utilizar la manteca pomada.
Cubrir la masa con film y llevar a la heladera a reposar 20 minutos. Si no tienen tiempo pueden saltear éste paso, pero la masa queda mucho más crocante y rica si la dejamos reposar.
Ahora vamos a estirar la masa en una tartera. Para ésto vamos a evitar el palo de amasar, simplemente vamos a colocar trozos de masas obre la tartera y con las manos apretamos estirándola hasta que cubra toda la superficie. No es necesario hacer un borde, a mi me gusta sin borde. Si tienen dudas sobre éste paso les recomiendo que vean el video para poder apreciarlo mejor.
Llevar la masa al horno durante 5-7 minutos para que se tueste un poco. Este paso también lo pueden saltear, pero les recomiendo que lo hagan ya que quedará mucho más crocante!
Mientras tenemos la masa en el horno vamos a hacer nuestra cubierta. En un bol agregar el coco, el azúcar, y las nueces molidas (también pueden poner almendras).
Agregar un huevo batido a la mezcla anterior y mezclar con una cuchara hasta que quede totalmente integrado. Va a quedar “separado” (no es una masa), pero tiene que estar medianamente unido.
Desparramar el dulce de leche a la base de masa que tostamos en el horno. Un pequeño truco: pueden hacerlo con una cuchara mojada, lo que evitará que el dulce de leche se pegue y será mucho más fácil.
Una vez que tenemos el dulce de leche bien desparramado agregamos la cubierta de coco. No lo vamos a aplastar, ya que ésta parte de la tarta debe quedar aireada, simplemente lo agregamos y lo acomodamos sutilmente con una cuchara.
Hornear a temperatura media-baja durante media hora, hasta que esté bien dorada. Esperar que se enfríe antes de servir.

Paulina Cocina

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Cocina

    Tapas del día
    Columnistas