Acompañando al contingente de Sauce, en la diócesis de Goya, estuvo la religiosa, Magdalena Laurenti Mushi, oriunda de Tanzania (Africa) quien se encuentra realizando una experiencia de misión.
En diálogo con El Litoral, comentó que “estoy viviendo hace tres meses con las hermanas de la Misericordia y vine ahora a caminar con las jóvenes”. Entre sus intenciones, dijo que pide “por todas las jóvenes de Argentina, para que tengan un corazón para escuchar a Dios, para seguir a Cristo”. También, reflexionó que “se necesitan vocaciones religiosas y vocaciones de familia. La persona se debe preparar muy bien para seguir a Dios según la vida familiar o la religiosa”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Columnistas