Si bien la peregrinación juvenil del NEA se organizó en 1980, el año anterior ya un grupo de jóvenes caminó hacia la Basílica de Itatí, con la intención de generar una nueva propuesta para la región y el país, entre ellos estuvo el actual obispo de Goya, Adolfo Canecín.
Aunque este año no pudo participar, dejó un mensaje para los feligreses, evocando el inicio de esta actividad y alentando a continuarla.
El religioso sostuvo: “Me pone eufórico hacer memoria de aquella gesta del 1979, cuando iniciábamos esta experiencia y allí se cumple la palabra de Dios, lo que es de él, cuando comienza, siempre es pequeñito, humilde, como un granito de mostaza, por eso era pequeño el número comparado con los miles que hoy lo hacen”.
En declaraciones a FM San Cayetano, Canecín manifestó: “Qué lindo que cuando caminamos hacia la casa de María, hagamos memoria, internalicemos que Jesús es el único camino, es estrecho, es angosto, tiene la forma de una cruz, pero es el único camino que vale la pena recorrer, tenemos que pispear las huellas que dejó Jesús en la tierra”. 
Por ello, invitó a “poner nuestros pies en ellas, nuestra mente en sus pensamientos, nuestros ojos en su mirada, nuestros oídos en su capacidad de escuchar, en nuestro cuerpo sus gestos y caminar a la manera de Jesús, con su estilo”. Y concluyó que “Este regalo -Jesús- Dios nos brinda a través de María”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día