Marina Harteneck, presidenta de la Fundación Vida Silvestre, en una entrevista con El Litoral elogió a los humedales locales y brindó detalles de los espacios de conservación en tierras privadas.

 

 “Iberá es un ejemplo de ecorregión y ambiente natural que funciona correctamente. Es un humedal en perfecto estado de conservación”, fueron las palabras utilizadas por la presidenta de la Fundación Vida Silvestre, Marina Harteneck, para referirse al lugar que ocupan los Esteros del Iberá en el país.
La Fundación Vida Silvestre, es una ONG orientada a alcanzar el desarrollo humano en armonía con la naturaleza y, en el marco de los 40 años de trayectoria, su titular visitó Corrientes a fin de conocer en primera persona la realidad ambiental de la provincia.
En esta oportunidad, además, en el Colegio de Abogados brindó una charla sobre los recursos naturales y el ecosistema Iberá. Temática que fue abordada bajo el gran eje de la conservación ambiental en tierras privadas.  
Al respecto, Marina Harteneck explicó a El Litoral: “La charla estuvo centrada en las áreas protegidas privadas, ya que es algo relativamente nuevo en el país. Si bien, previamente, los propietarios de los campos cuidaban los recursos que tenían (sea la fauna o un monte nativo), debido a que los problemas ambientales actualmente son más graves, ahora se está empezando a tomar conciencia y muchos instalan reservas”.
La ambientalista manifestó que es importante trabajar con los propietarios dado que, “en Argentina el 90% de las tierras son privadas, entonces si queremos cuidar nuestra diversidad necesitábamos de este sector”, puntualizó.

Iberá
A la hora de hablar de los Esteros, el rostro de Harteneck se iluminó con un brillo especial y definió: “Iberá es un humedal en perfecto estado de conservación. En el planeta los humedales, en general, han tenido muchísimos problemas porque el ser humano tiende a secarlos y drenarlos para poder cultivar. Esto hizo que pierda el efecto que tiene que es el de depuración de las aguas, pero nuestro humedal ya está limpio”. 
En calidad de médica veterinaria y ambientalista, Harteneck, no dudó en afirmar que “Iberá nos sirve como ejemplo de una eco-región y ambiente natural  funcionando correctamente. Cuyas aguas tienen todo un sistema de circulación en donde, a través del sol y de la oxigenación, se va purificando. Integra un ciclo que es importante, por ejemplo, en la regulación de las inundaciones”.
Asimismo, calificó al Plan Maestro para el Iberá, como fundacional en el país. “Prácticamente por  primera vez están concluyendo el estado y el sector privado. Por un lado la provincia declaró reserva hace muchísimos años (casi 30) y se dejó de cazar en la zona. En tanto que un privado como Douglas Tompkins,  tuvo la visión filantrópica (que primeramente ninguno de nosotros la comprendimos) que vino a complementar la conservación y provee al sistema de tierras altas. Eso hace que los animales, que necesitan todos los ambientes, puedan habitar protegidos en un área que está funcionando integralmente”, precisó la directora de la entidad líder en temáticas ambientalistas.

Sector privado
Retomando la importancia de la conservación ambiental, comentó que en el país se conformó una Red Argentina de Reservas Naturales Privadas. “Se trata de un movimiento que comenzó hace dos años impulsado por la Fundación Vida Silvestre (en sus orígenes), pero hoy la propuesta fue tomada por los propietarios y estamos en 22 provincias agrupando 218 reservas y protegiendo unas 761 mil hectáreas”, precisó la especialista. 
Actualmente tres reservas de Corrientes forman parte de la Red: refugio de vida silvestre San Antonio (cuya conservación es compatible a turismo de observación y ganadería sustentable), la reserva natural privada Cambá Trapo (conservación de turismo y observación de fauna silvestre), y Guasu Kua. “Creo que finalmente los propietarios están comprendiendo la importancia de la producción sustentable en todos sus aspectos”, indicó respecto a la red. 

Visita
Marina Harteneck llegó a Corrientes el jueves, y el viernes se reunió con referentes de diferentes entidades. Estuvo con el vicerrector de la Unne, Elvio Ríos, luego con el titular de la Cámara de Diputados Pedro Cassani y recorrió el Ministerio de Turismo. 
“Corrientes es una de las provincias con menos problemas ambientales,  así que la visita fue muy rica porque veo que los Esteros se están posicionando, mediante un trabajo en equipo. Desde el Gobierno hay planes para complementar el desarrollo turístico y desde el privado piensan en la reintroducción. Eso es único en Argentina y es maravilloso, la verdad dentro de diez años van a ver otro Iberá”, vaticinó con buenas expectativas.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Salud & Ambiente

    Tapas del día
    Columnistas