El nuevo Plan de Control y Erradicación de la Garrapata del Bovino en Corrientes había generado algunas discrepancias entre los productores ganaderos, quienes son los destinatarios y quienes financian este manejo sanitario, y las autoridades sanitarias de la provincia. Semanas atrás, en una jornada que se realizó en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unne, donde se presentó el proyecto, desde el sector productivo habían mostrado disconformidad ante el programa.
Principalmente, las quejas llegaron desde Perugorría, donde la Sociedad Rural de esa localidad (recientemente conformada), está solicitando desde hace casi un año que se incluya a esos campos fuera de la zona de erradicación.
Por su ubicación geográfica, dentro del departamento Curuzú Cuatiá y al Sur del Río Corriente, los campos de Perugorría se encuentran en zona de erradicación. O sea, que los productores ganaderos de la zona deben realizar el mismo manejo que sus pares del Sur provincial, con baños precaucionales cada 21 días y aplicación de otros productos para reducir las cargas de garrapata en sus campos.
No obstante, los productores de Perugorría consideran que sus establecimientos no tienen las mismas características topográficas y sanitarias que el resto del departamento Curuzú Cuatiá, y por eso pretenden estar fuera de la zona de erradicación, y pasar a ser zona de control, o “zona sucia”, como se la conoce habitualmente.
“No pedimos nada que no se apoye en investigaciones científicas; desde hace más de 50 años venimos con el mismo manejo sanitario, y la garrapata sigue en nuestros campos”, sostuvo días atrás el presidente de la Sociedad Rural de Perugorría, Juan Carlos Zubieta, en diálogo con Suplemento Campo.
El productor y dirigente consideró, en este sentido, que el cambio de modalidad sanitaria no podría realizarse de un día para el otro, y debería ser paulatino, logrando así la inmunidad natural de los rodeos de la región.
Cabe recordar, en este sentido, que el reclamo de estos productores de Perugorría había sido tema de debate en la jornada que se realizó en la Facultad de Veterinarias, donde se analizaron los alcances del nuevo Plan de Control y Erradicación de la Garrapata. Incluso, se generaron fuertes discusiones entre los ganaderos de esa zona y las autoridades de Fucosa y el Ministerio de Producción.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día
    Columnistas