La firma consignataria vendió más de 7.500 vacunos filmados, con una demanda muy firme. La falta de terneros y expectativas por las exportaciones vienen subiendo los precios del mercado.

 

n Con una gran firmeza en la demanda, la firma Colombo y Magliano SA realizó el pasado viernes un nuevo remate televisado del NEA. En esta oportunidad, las ventas se llevaron a cabo desde la estancia Nueva Valencia, en la localidad de Riachuelo, donde a través de Canal Rural se comercializaron alrededor de 7.500 vacunos a muy buenos precios.
El remate televisado de esta firma consignataria contó con haciendas filmadas principalmente en la provincia de Corrientes, aunque también salieron a venta lotes de campos del resto del NEA y otras regiones del país, como Entre Ríos y el NOA. Como es habitual, el martillo estuvo en manos de Juan Pedro Colombo y Hernán Vassallo, quienes con un trámite ágil lograron colocar la totalidad de los lotes que se ofrecieron.
Según destacaron desde la firma consignataria, se dieron compradores de las provincias de Salta, Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja, Catamarca, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Formosa y Corrientes. Como se puede ver, mucha colocación de haciendas en las provincias del NOA, una región que se viene mostrando muy participativa en la recepción de hacienda en esta temporada.
“Fue un remate muy sostenido, con un incremento en el valor del ternero, sobre todo en el macho”, señaló Hernán Vassallo, uno de los martilleros del remate. El consignatario explicó que “es un incremento que se da en casi todas las categorías, pero sobre todo en el ternero liviano, de zona sucia. Creo que hay poco ternero, y creo que la suba del dólar tiene un poco que ver”, sostuvo. Asimismo, consideró que “la hacienda de faena ha mejorado un poco, no al nivel de la invernada”.
Por su parte, Juan Pedro Colombo, primer martillo de la firma consignataria, analizó la situación de la actividad: “La foto de hoy es buena, pero creo que la gente está apostando a que el mercado va a crecer, sobre todo por la exportación. Abasteciendo al mercado interno, pero abriendo nuevos mercados en el mundo. Y eso va a demandar más hacienda gorda, más terneros, y cuando la hacienda gorda tiene un valor importante, todo tracciona para abajo”, sostuvo el consignatario.
Sobre el incremento en los valores de la invernada, Colombo consideró que “si bien en estos días hubo un repunte, creo que es porque no hay terneros”.
No obstante esto, explicó que “hablando con frigoríficos exportadores, están muy expectantes por los nuevos contratos para vender al exterior. Con China hay varios acuerdos cerrados, Estados Unidos está avanzado. Son variables que si uno las ve con optimismo, tienen que traccionar, sobre todo en la demanda de volumen. Los precios después se van acomodando en el mercado. Pero cuando vos podés colocar con fluidez la hacienda, eso hace que inviertas más en tener mejores terneros, mejores vientres o hasta mejores toros”.
Respecto a los nuevos valores de la invernada, el martillero comentó que “el invernador de campo ya asimiló esos precios. El feedlotero tiene variables más acotadas, pero en general hay una buena relación en el precio del maíz para convertir grano en carne. Pero la demanda más importante se nota en los invernadores a pastura o pasto natural”, explicó.
Por último, Colombo desestimó conceptos de incrementos en el mercado interno con una exportación libre. “Los cortes que se van a exportar, son los de más valor. A medida que exportemos más, el resto de las medias reses van a quedar disponibles para el mercado interno y a valores más ajustados a la economía local. Hay un error en el concepto de que si exportamos mucho, la carne del mercado interno tiene que subir. El ejemplo es Uruguay, que exporta mucho y la carne para el mercado interno en ese país es más barata que acá”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Remates

    Tapas del día