Miles de hectáreas de tierra colorada con bosques y una variada fauna típica litoraleña que rodean al mayor establecimiento productor de yerba del mundo, son una opción turística para una escapada corta. Las Marías y Colonia Liebig, dos retratos de Corrientes.

A poco más de 300 kilómetros de la ciudad de Corrientes, un destino recomendado para el turismo rural propone un paseo diferente: naturaleza nativa y protegida, el mayor parque productivo de yerba mate del país y una de las mejores propuestas gastronómicas de la zona. 
A la vera de la ruta 14, unos 50 kilómetros antes del límite con Misiones y en la tierra ya colorada de Gobernador Virasoro, se encuentra desde hace más de un siglo el establecimiento Las Marías, devenido en el mayor productor de infusiones de Sudamérica.
Cada año el predio recibe más de 50.000 turistas de paso en sus instalaciones y espacios naturales, entre ellos muchos extranjeros, quienes pueden apreciar la comunión entre la naturaleza y la producción. 
Miles de hectáreas de tierra colorada con bosques y una variada fauna típica litoraleña que rodean al mayor establecimiento productor de yerba del mundo, en Corrientes, son una opción turística al paso para quienes viajan por la ruta nacional 14 y quieren hacer un alto en un ambiente natural y conocer los secretos del producto básico del mate.

Atractivos 
El paisaje de Las Marías es un atractivo en sí mismo. Se distingue por sus colinas de tierra colorada, cubiertas de plantaciones de yerba mate y té, por sus importantes reservas de monte autóctono y por sus inmensas forestaciones de pino y eucaliptus.
La vegetación nativa, combinada con ejemplares exóticos y las equilibradas líneas en el diseño del paisaje, muestran la creatividad en los casi cien años de cuidado de algunos de sus jardines. Las encantadoras lagunas con abundante vegetación subtropical, exaltan y celebran el encuentro de la tierra colorada con el Iberá.
Desde el punto de vista arquitectónico, además de la emblemática casa de estilo neocolonial, es muy interesante la visita a la capilla de singular diseño, realizada por artistas catalanes discípulos del gran Gaudí, amigos del fundador de Las Marías.
Todas estas propuestas convierten al establecimiento emblema de Virasoro en paseo entretenido para conocer, paso a paso, todos los secretos del buen mate y del mejor té argentino.

Un establecimiento histórico
Siguiendo en la misma línea, se puede llegar a Colonia Liebig, sede de la primera cooperativa de la región, contando en la actualidad con las primeras maquinarias, tractores y antiguos elementos de trabajo los cuales son exhibidos en su planta.
La Pirámide fundacional con su moderna sala térmica rescata los valores e historia de los primeros ochenta años de existencia. Esta epopeya Cooperativa nació en 1924 con la llegada de un contingente de inmigrantes alemanes que forjaron la colonia agrícola. La pujanza del aporte inmigratorio con la filosofía cooperativista, más el aporte de los criollos nativos transformaron este rinconcito correntino.
El paseo guiado para conocer el proceso de producción de la yerba mate, comienza con una visita al vivero de plantines de yerba mate, para observar el producto desde sus raíces. Un paseo realmente interesante es el secadero de la yerba, ya que el proceso de deshidratación se lleva a cabo con fuego a leña. El molino cuenta con una planta industrial automatizada de última generación. Allí los visitantes pueden asistir el envasado de la yerba.
Uno de los datos más interesantes es que en la actualidad, la cooperativa cuenta con 130 productores agrícolas asociados, trabaja con 225 personas en relación de dependencia directa y distribuye 18 millones de kilos al año de yerba mate elaborada. Si bien su principal tarea es el procesamiento, comercialización y distribución de yerba mate, también desarrolla actividades vinculadas a la ganadería, la forestación y la apicultura. 
Cooperativa Liebig tiene las puertas abiertas para que la conozcan, cuenta con una sala temática dónde está plasmada su historia, además invita a conocer parte del proceso industrial y a degustar sus productos, es un servicio sin costo con que cuenta la Cooperativa para su consumidor o quien simplemente desee conocerla. Un paseo distinto en el camino, para disfrutar del turismo de otra manera y encontrarle “un gusto distinto” a nuestra querida yerba mate.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Destinos

    Tapas del día
    Servicios - Info