El arzobispo de Corrientes presidió la misa central en horas del mediodía. En su mensaje trazó un paralelismo con el suceso histórico ocurrido en el “humilladero del Atajo”; y se refirió elípticamente al narcotráfico que azota a Itatí y toda la frontera.

 

Durante su homilía en la misa central por el 117º aniversario de la Coronación Pontificia de la Virgen de Itatí, el arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, se refirió elípticamente al narcotráfico que azotó y azota a la localidad de la Basílica, como  también a toda la frontera Norte. Para ello recordó un suceso histórico ocurrido en lo que se conoció como “El humilladero del Atajo”, donde una horda asolaba la zona de Itatí y cuando se dispusieron a un ataque mayor al poblado ocurrió un hecho casi místico -asignado a la Virgen- y que pudo amedrentarlos.
A partir de este caso, Stanovnik trazó un paralelismo con la situación actual relacionada al tráfico de droga, y sin nombrarlo subrayó: “También hoy nos acechan ‘hordas salvajes’, que piratean por el río y se mueven libremente por nuestras calles, sembrando destrucción y muerte. Algunas son más visibles que otras; las hay disfrazadas y seductoras; asestan dardos mortíferos en los más vulnerables, como son los niños y los jóvenes, ofreciéndoles una salida fácil y placentera, pero tan efímera como devastadora”.
Al respecto, imploró: “Escucha, Madre, el clamor de tus hijos, protégelos con tu manto maternal y, al mismo tiempo, dales la sabiduría y la luz para ver dónde está el verdadero enemigo de la condición humana, el padre de la mentira, el que engaña con la promesa de alcanzar una vida feliz y segura en poco tiempo y sin esfuerzo alguno. Tiernísima Madre, así como cuidaste a nuestros antepasados, míranos también hoy a nosotros que humildes recurrimos a vos; enséñanos a ser verdaderos peregrinos, a bajarnos de nuestras comodidades, y a aprender a caminar uno junto al otro, atentos al que está a nuestro lado, y dispuestos siempre al servicio, especialmente a los más necesitados”.

Voluntades
También en su mensaje el arzobispo resaltó que “de la conjunción armoniosa de voluntades, surge el milagro que nos sorprende al ver que no es tan difícil superar los problemas cuando aprendemos a sobrellevarlos juntos, y confiamos en su poderosa intercesión. Así lo vive un grupo numeroso de itateños, que se reúne todos los días en el Camarín de la Virgen, después de los sucesos que conmovieron a este pueblo y a todo el país”, indicó en relación a los megaoperativos de detención del intendente y el vice entre otros.
En este sentido concluyó: “Como hace muchos años en El Atajo, también nosotros hoy recurrimos humildemente a Ella, para pedirle que nos cuide y nos proteja, con la certeza de que ella responderá con su cuidado maternal a todos sus hijos, como lo hizo por más de cuatro siglos a todos los que le han implorado”.
Finalmente exhortó: “No olvidemos que para sostener una respuesta generosa a Dios y al prójimo, necesitamos que nuestra mirada se encuentre con la tierna mirada de nuestra Madre, descubrirnos sus hijos y hermanos de Jesús, querernos un poco más y darnos cuenta de que lo único que realmente vale la pena en la vida es gastarla en bien de los otros, porque es por ese camino que la felicidad tan anhelada nos irá sorprendiendo a cada paso”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día