La vivienda se levantó en el barrio de Tortuguitas en la provincia de Buenos Aires. Fue proyectada siguiendo criterios de la arquitectura bioclimática. La construcción, que suma un invernadero, busca aprovechar los recursos naturales.
La casa fue dispuesta en el lote de forma tal que los ambientes principales reciben la mayor incidencia del sol. En una planta rectangular y alargada, se suceden varios "paquetes" programáticos: dormitorio principal, baño, vestidor; invernadero y escritorio; galería, estar, cocina; dormitorios para los niños, baño y cuarto de juegos.
El sistema constructivo es el que da sentido a la modulación general de toda la vivienda. La caja portante se conforma por bastidores de madera ensamblados en taller, completando el sistema estructural con envigados del mismo material dispuestos según la modulación de las montantes.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Arquitectura + Construcción

    Tapas del día