San Luis, Santa Ana, Caá Catí, Loreto, Itatí e Ituzaingó son algunas de las comunas donde varias decenas de pobladores aún no pueden regresar a sus hogares. También en esas y otras jurisdicciones, están intransitables los caminos. Municipio, Provincia, entidades locales y vecinos en general ayudan a los afectados.

 

Las malas condiciones del tiempo se mantenían hasta el cierre de esta edición. Por ello, decenas de familias en diferentes comunas no sólo deben permanecer evacuadas o aisladas, sino que también se dificulta el escurrimiento del agua de las zonas inundadas.  Para paliar la situación, el Gobierno Provincial, los Municipios, vecinos y diferentes entidades asisten a los damnificados.
San Luis del Palmar es una de las poblaciones más afectadas por las abundantes precipitaciones. Allí, desde el último miércoles, tuvieron que habilitar un segundo centro de evacuación. Pero además, según remarcaron desde el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), existe una gran preocupación por numerosas familias que están aisladas tanto en la cuarta como en la quinta sección rural de la jurisdicción de San Luis. Areas, donde hay una gran cantidad de animales.
A fin de llevar asistencia en los próximos días, aseveraron que lograron que el Ejército les provea de un Unimog y de una lancha. Asimismo, destacaron que para ayudar a los damnificados están trabajando en forma conjunta el Municipio liderado por el intendente Ricardo Valenzuela, concejales de los distintos bloques, personal de Vialidad Provincial, Senasa, Bomberos Voluntarios, Defensa Civil, el párroco local, feligreses y pobladores en general. 
Mientras que en Santa Ana también dos familias más fueron evacuadas  y alojadas en el salón de usos múltiples. En tanto, otras se trasladaron a casas de parientes.
Considerando que muchas otras están rodeadas por el agua tras el desborde de las lagunas, personal municipal y de Defensa Civil de la Provincia instalaron una bomba de gran porte para facilitar el desagote del agua acumulada en la localidad.

Sin poder regresar
Donde también continúan con las tareas de asistencia es en Caá Catí. Población que hace más de dos semanas sufre las consecuencias de la gran cantidad de lluvia caída en la zona. “Aún tenemos 10 familias evacuadas que representan casi 90 personas. Están en los centros habilitados: cabañas del balneario municipal, el albergue del sindicato de Luz y Fuerza, la sede de la liga de fútbol y los comedores municipales”, precisó el jefe comunal Eduardo Dualibe en diálogo con El Litoral. Tras lo cual indicó que “también hay otras siete familias que se mudaron al hogar de parientes”. A eso se suma que “mucha gente está rodeada de agua pero no quiere salir de sus hogares”.
“Acá continuamos con 25 personas evacuadas entre niños y madres, y se sigue asistiendo a otros afectados en los comedores con las diferentes raciones diarias”, aseveró el viceintendente de Ituzaingó Juan Carlos Bertoia al ser consultado por El Litoral. 
Sobre esto, comentó que “hay zonas inundadas, como la lindante al arroyo Aguaracuá, pero la gente prefiere permanecer en sus casas. Muchos vecinos para salir tienen que atravesar más de 200 metros de agua. Incluso en barrios como el Itatí y Paraná, el servicio de colectivo tuvo que desviar su recorrido por otras calles, ya que las habituales están intransitables”. 
Por último, indicó que  siguen trabajando en la reparación de las viviendas y ranchos afectados por la caída de granizo. “Ahora estamos entregando plásticos para reforzar las chapas que distribuimos”, destacó. 
En tanto, el concejal a cargo de la Intendencia de Itatí Salvador Lugo manifestó a El Litoral que “tuvimos que evacuar a siete adultos y siete menores de edad pero si continúa la lluvia tendremos que trasladar a más personas que hasta ahora tienen sus viviendas rodeadas por el agua”.

Techos
Por su parte, el edil de Loreto Antonio Galarza contó a El Litoral que dos familias fueron evacuadas a los hogares de parientes y otras seis se autoevacuaron. Además de la asistencia que las diferentes instituciones aportaban a los citados pobladores, un grupo de representantes participó ayer de la reunión de productores que se concretó en Caá Catí. (Ver página 19).
“Nosotros recibimos asistencia de la Provincia pero seguramente en breve solicitaremos más apoyo porque como sigue lloviendo están seriamente afectados los techos de unas 40 familias”, alertó el concejal. Sin evacuados pero con casas rodeadas por el agua estaba ayer Palmar Grande. Así lo aseguró el intendente Sandro Pérez al ser consultado por El Litoral. 

Emergencia
En Empedrado, el Municipio pero también otras instituciones y el Estado Provincial asistían -en especial- a pobladores que están aislados por las abundantes lluvias. Considerando esta situación, el Concejo declaró la emergencia hídrica a través de la cual facultó al Ejecutivo a utilizar los recursos que sean necesarios para asistir a los damnificados.
Según lo indicaron desde Tu Empedrado, Bomberos Voluntarios fueron ayer a llevar asistencia a las zonas rurales.

Desarrollo Social
y solidaridad
Desde la citada área provincial informaron que “con el compromiso de brindar contención a las familias en situación de riesgo social”, ayer entregaron  recursos  a familias anegadas de San Luis del Palmar, Paso de la Patria y Villa Olivari.
En paralelo, en diferentes instituciones reciben asistencia para los damnificados:
*San Luis del Palmar: en la parroquia local.
*Empedrado: Centro Deportivo General San Martín; FM 98.5; hospital “Jaime Mario Dávila”, entre otros.
*Desde cualquier lugar del país:
Cuenta Corriente Banco Nación Nº 35869/51 - Sucursal Plaza de Mayo 0085
CBU 01105995-20000035869519; a nombre de: Cáritas Argentina Emergencia (CUIT 30-51731290-4).

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Columnistas