Desde la Comuna asisten a más de 50 núcleos familiares afectados por filtraciones en techos y suelos. 
Provincia realiza intervenciones de profundización y saneamiento de canales y desagües para que escurra el agua. 

 

Luego de una nueva tormenta y en el marco de la declaración de la Emergencia Hídrica por 180 días en toda la provincia, la Municipalidad local y la Provincia se encuentran llevando a cabo tareas de asistencia a todos los damnificados. En Capital no se registraron evacuados, pero todavía persisten barrios anegados y más de 50 familias están afectadas por filtraciones en techos y suelos.
Sobre las labores de asistencia que está haciendo el Municipio a través de la Dirección de Acciones Directas y desde el barrio Santa Margarita, su titular Celeste Lazarini explicó que “las zonas más complicadas son las que se encuentran próximas a las cañadas y esteros, como aquellas ubicadas sobre Ruta Provincial 5, en donde la solución que se requiere es más coyuntural y se necesita la colaboración de Vialidad Provincial”.
“Actualmente estamos asistiendo a familias de diferentes puntos, por ejemplo en el barrio Sapucay colaboramos con 4 familias; en el Bejarano con 8; en el Santa Margarita con 6; en Laguna Brava con 8; camino a Santa Ana, en la zona de las dos curvas, con 3”, detalló y agregó que “en este momento es difícil enumerarte todos los sectores porque somos varios equipos los que estamos recorriendo las zonas”.
En cuanto a la situación de saneamiento de los barrios, Lazarini sostuvo que el agua está corriendo rápidamente, que sólo se producen inundaciones parciales y que no hay evacuados, pero que están asistiendo a más de 50 familias que tienen problemas de filtraciones tanto en los techos como en los suelos.
También aclaró que “hay zonas en las cuales se acumula el agua por problemas domésticos como sucedió por ejemplo en el barrio Juan XXIII, donde un vecino hizo la rampa de su garaje obstaculizando la zanja por donde debe circular el agua.
Un caso similar ocurrió en Laguna Brava, donde un vecino el día martes cortó su árbol y colocó las ramas en el canal de desagüe, produciendo el estancamiento de todo ese sector, a pesar de que no solicitó el servicio de recolección que hay en la Comuna para cuando uno realiza este tipo de tareas domiciliarias”.
Lazarini también comentó que en el barrio Ponce se vive una situación particular y que “desde el martes instalamos una bomba para extraer el agua de la zona, porque conocemos el problema de fondo”. Destaco además que “en el Caridi no hubo mayores inconvenientes y sólo se asistió a las familias que siempre sufren los embates de las inclemencias”.
Por último, la funcionaria comunal solicitó a la comunidad  que ante cualquier inconveniente se comunique al 0800-5555-6864 o a través de las redes sociales. También comentó que la asistencia a las familias consiste en módulos alimentarios, ropa y colchones. En cuanto a las filtraciones en techo informó que se entregan chapas y en el caso de que el agua brote del piso, afirmó que ese tipo de problemática sería resuelta en breve, cuando el tiempo lo permita.

Provincia
Consultado sobre las acciones que se encuentra llevando a cabo el Comité de Crisis de la Provincia y en diálogo con El Litoral, el coordinador de los entes descentralizados, Claudio Polich, comentó que “el miércoles pasado anticipando las posibles consecuencias que podían causar las tormentas que estaban anunciadas, sobrevolamos el arroyo Pirayuí y Cañada Quiroz para observar las condiciones y actuar en consecuencia”, explicó.
Al hacer alusión a las acciones dijo que “al ver el panorama poco alentador intervenimos rápidamente y profundizamos la canalización del Pirayuí y liberamos las posibles obstrucciones que se pudieran presentar” y añadió que “también profundizamos el cauce del Canal 5 que cruza al costado del aeropuerto”.
El funcionario provincial, en relación a esta zona en la que están instalando la red de agua potable, se refirió a la instalación de una bomba (que extrae 40 millones de litros de agua) a fin de lograr el escurrimiento rápido de las aguas que están  afectando a una importante parte del barrio Laguna Soto.
En cuanto al panorama general que se da con cada tormenta, Polich sostuvo que “este problema se presenta en la zona de cañadas porque la Comuna autoriza la venta de lotes en lugares no aptos, que con el correr del tiempo y con las acciones de rellenado terminan provocando el desborde de los canales ante la falta de mantenimiento, como así también espejos de agua que complican la vida del vecino”, concluyó.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Barrios

    Tapas del día