La mayoría de nuestra ciudadanía, referido al tema de la corrupción, expresan que se trata de una realidad dolorosamente generalizada, que a su vez genera un alto grado de preocupación y repudio, consecuentemente, desde la Asociación Compromiso Ciudadano queremos hacer la presente declaración, y en tal sentido decimos:
Hasta donde sabemos, no existe un concepto único sobre dicho tema, no obstante ello, hemos elegido el que nos parece más correcto, y es el que profesa la Fundación Konrad Adenauer, y que fuera utilizado con motivo del pronunciamiento efectuado recientemente, por los obispos de las distintas Conferencias Episcopales de la Iglesia Católica de los países latinoamericanos, y en tal sentido se ha dicho: el ritmo creciente en que suceden hechos delictuosos, la impunidad que gozan sus autores, la reacción cada vez más resignada y permisiva de la gente, nos debe alarmar a todos.
Por ello, luchar en todos los frentes contra la corrupción, es un compromiso de todos, y será un deber patriótico de la hora. Es imperioso tomar medidas severas contra la corrupción, exigiendo sanciones ejemplificadoras contra los delincuentes. Cuando hablamos de corrupción hablamos tanto de la de carácter público, como la privada.
El auténtico progreso de los pueblos se mide por la construcción del bien común, es decir, por la capacidad de producir bienes y servicios, por la equidad de la distribución del bienestar, por la igualdad de oportunidades, y de la calidad de vida de cada persona.
El avance de la corrupción encuentra sus fuentes –se ve facilitado- por la cultura predominante, marcada por el progresivo individualismo, el consumismo, la dinámica del mercado, la codicia por obtener bienes materiales en forma indebida, a cualquier costo.
En síntesis: la corrupción consiste en la obtención de beneficios materiales, mediante la utilización de la influencia otorgada por cargos públicos, o por la fortuna privada que genera un enriquecimiento ilícito.
Por lo antes expuesto, es urgente reaccionar frente a este flagelo que está destruyendo a nuestros pueblos, oprimiendo aún más a los pobres, y contribuyendo al enriquecimiento de unos pocos. Estamos convencidos que sólo en la solidaridad podremos construir una sociedad donde todos tengas cabida. La probidad es necesaria ya que, en su ejercicio, cada uno descubre su propia dignidad y reafirma la de los demás.
Nuestro humilde y modesto aporte pretende que aquellas personas que tenemos alguna autoridad en el orden público o privado, busquemos incansablemente a través de un diálogo franco y sereno, los mejores consensos, que sean capaces de poner en marcha a la mayor brevedad posible aquellas Políticas de Estado, que contribuyan a construir en definitiva, por una parte, un combate, constante, en serio contra todo tipo de corrupción, y por otra parte, y en simultáneo, ser capaces de edificar una Patria más justa, y solidaria para todos sin exclusión de ningún tipo.

ASOCIACION COMPROMISO CIUDADANO
CORRIENTES, MARZO 2017

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Opinión

    Tapas del día