La poca frecuencia de las unidades sigue generando malestar en los usuarios que se aglomeran en la parada del puerto. En pocos días deberían conocerse las ofertas hechas por las empresas y el nuevo servicio comenzaría a funcionar recién en junio.

 

El servicio de colectivos Chaco-Corrientes volvió a generar dificultades ayer a cientos de usuarios que querían trasladarse de una provincia a otra. La poca cantidad de unidades provocó nuevamente que se agolpe una importante cantidad de personas en las paradas, sobre todo en la zona del puerto y también en la base de los remises interprovinciales.
De esta manera, con la vuelta de la actividad universitaria se resiente aún más el servicio que traslada a miles de pasajeros diariamente, sobre todo por la mañana. Las complicaciones se volvieron a dar alrededor de las 7.30 de ayer. 
En este marco de disconformidad que muestran los pasajeros, se espera que el Gobierno nacional lleve a cabo la segunda apertura de sobres para poder avanzar con el proceso licitatorio que ya comenzó. 
Vale recordar que el 3 de marzo pasado se dieron a conocer las seis empresas que se encuentran interesadas en brindar el servicio y ahora resta conocer los detalles de la oferta que hizo cada firma. 
Una vez cumplido ese paso, se espera que el Ministerio de Transporte de la Nación le entregue concesión a una o más empresas que deberán incluir importantes mejoras en cuanto a la frecuencia de las unidades y el equipamiento de los coches para brindar mayor confort a los pasajeros.
De cumplirse los plazos que estipulan desde el Municipio, el proceso licitatorio terminaría este mes y el nuevo servicio licitado comenzaría a funcionar a fines de mayo o comienzos de junio. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Bien público

    Tapas del día