La Bolsa de Comercio de Rosario estimó que los rendimientos promedios en soja de primera se ubicarán en 38 qq/ha para la región, mientras que el maíz de primera crecerá sobre sus expectativas y llegará a 100 qq/ha. “Los cultivos tempranos comienzan a transitar la última parte de su ciclo. Cuando la falta de agua comenzaba a sentirse en la región, el auxilio de las lluvias llegó a tiempo para seguir manteniendo las buenas condiciones de crecimiento”, explicaron desde la entidad.
Los mayores registros, de acuerdo a la BCR, se midieron en las zonas que registran las mayores pérdidas de cultivos por anegamientos: Lincoln con 80 mm, seguido por Gral. Pinto con 68 mm y Gral. Villegas con 55 mm. El oeste de Córdoba, si bien fue alcanzado por lluvias interesantes, destacándose Colonia Almada con un acumulado de 60 mm, sigue siendo una de las zonas más necesitadas de agua. En el resto del área se midieron promedios de 30 a 40 mm.
La soja que no fue alcanzada por los problemas de excesos presenta buenas condiciones generales, las expectativas de rindes para la zona están en 38 qq/ha. El 30% de los lotes presentan gran parte de los componentes del rendimiento definidos y alcanzan el estadio de formación de semilla (R5). En tanto, el 50% de los cultivos se concentra en plena fructificación (R4). Según el grupo de madurez, van desde plena floración (R2) a inicios de llenado de semilla (R5), indicó el informe de la Bolsa rosarina.
Por su parte, la presión de plagas y enfermedades disminuyó, habiéndose realizado gran parte de las aplicaciones, con exitosos resultados.
Por otra parte, la soja de segunda se destaca por la cantidad de lotes calificados en estados regulares y malos. Según la BCR, el 15% de los lotes presenta pérdidas de plantas por la gran cantidad de días con anegamiento que soportaron en los primeros estadios del cultivo. Sin embargo, el resto del área recibe de buenas a excelentes calificaciones.
Los maíces, por otro lado, están entrando en la etapa final de su ciclo con muy buenas expectativas de rindes. A pesar de los sacudones que sufrió el cultivo durante toda la campaña, un 45% de los lotes están entre muy buenas a excelentes condiciones. Solo un 5% se los clasifica como malos por haber sido afectados por estrés hídrico en floración o por anegamientos en los últimos meses, reportó la BCR. Un 2% de los cuadros está en madurez fisiológica, mientras que el resto continúa en grano pastoso bajo condiciones excelentes a muy buenas en un 65% de los cuadros. Los rendimientos estimados se ubicarían en torno a los 100 qq/ha, con pisos de 70 qq/ha y máximos de hasta 150 para la zona de Marcos Juárez.
Los estadios fenológicos del maíz tardío o de segunda van desde siete hojas a floración. Además, el cultivo está con un activo crecimiento y los requerimientos hídricos aumentan día a día. Aunque todavía están lejos de sufrir un estrés, los relieves altos necesitan nuevos pulsos hídricos para mantener el potencial, en parte ya satisfecha por las lluvias del fin de semana pasado. El cereal sembrado en diciembre se acerca al periodo crítico con buenas condiciones, señaló la Bolsa de Comercio de Rosario.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día
    Columnistas