Finalizada la cosecha en el NEA y Norte de Santa Fe, los rindes promedio se ubicaron en los 1800 kilos por hectárea. La proyección de producción se mantiene en 3.500.000 toneladas.

Esta semana se dio por finalizada la cosecha de la oleaginosa en las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe, restando solo la recolección de lotes puntuales en algunas localidades del Chaco y sur de Santa Fe. A nivel nacional, el progreso de trilla alcanzó el 31,7 % del área, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (Bcba) en su Panorama Agrícola Semanal (PAS).
Hasta el momento, el rendimiento promedio a nivel nacional se ubica en 18,6 qq/ha, permitiendo acumular un volumen parcial de más de 975.000 toneladas.
Las lluvias caídas la última semana sobre el centro y sur de Buenos Aires aportaron nuevamente humedad en los lotes de girasol que se encuentran en etapa de llenado de grano y la proyección de producción se mantiene en 3.500.000 toneladas, aunque aún quedan por cosecharse los cultivos del sur bonaerense.
Sobre el NEA (noreste argentino), la cosecha de girasol finalizó con un rinde medio regional de 18,2 qq/ha, ubicándose 1,3 qq/ha por debajo de la productividad alcanzada en la campaña previa (rinde 2015/16: 19,5 qq/ha). La merma en el rendimiento se explica por los excesos hídricos que sufrió gran parte del centro chaqueño durante las etapas críticas de floración y llenado de grano.
Durante este ciclo, los rendimientos fueron heterogéneos, siendo mayor la pérdida de potencial en lotes sembrados en fechas tardías. ALgo similar ocurrió en el Centro-Norte de Santa Fe, donde sólo resta la cosecha de lotes puntuales sobre las localidades de Humboldt y Arrufó. El volumen final superó levemente las 400 M tn, con un rinde medio de 19 qq/ha, un potencial disminuido como consecuencia de las precipitaciones acumuladas en etapas reproductivas, según informó el PAS.
En cuanto al crecimiento y desarrollo de los lotes implantados en el centro y sur del área agrícola nacional, la condición de humedad presentó una mejora principalmente en el centro y sur de Buenos Aires, aunque los lotes ya se encuentran afectados por el estrés hídrico sufrido durante las etapas iniciales del ciclo fenológico.
En el oeste de Buenos Aires, los cultivos transitan etapas de llenado de grano avanzado, bajo una condición sanitaria adecuada, habiéndose realizado controles contra isoca. Las expectativas de rendimiento se ubican levemente por encima de los promedios registrados en la campaña 2015/16, y la cosecha de los primeros lotes podría comenzar en las próximas semanas.
Por su parte, en el sudoeste de Buenos Aires el estado de los lotes varía de bueno a muy bueno, observándose cuadros con menor pérdida en el stand de plantas y capítulos de mayor tamaño a diferencia de los lotes implantados en el sudeste bonaerense que sufrieron en mayor medida el déficit hídrico durante los meses de diciembre y enero. La presión sanitaria en ambas regiones es normal, relevándose presencia de gata peluda y chinche diminuta por debajo del umbral de acción, de acuerdo a lo relevado por la Bcba.

 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día
    Columnistas