La Estación Experimental Agropecuaria Inta Bella Vista realiza desde hace varias décadas aportes para las actividades citrícola, hortícola y forestal. Un repaso por el trabajo de esta dependencia, con grandes avances al servicio del productor.

En 1934 comienza a funcionar uno de los primeros laboratorios de Fitopatología del país en Colonia Tres de Abril, departamento Bella Vista. En ese mismo lugar, da inicio a sus tareas la Estación Experimental Agropecuaria del Inta en 1958, dos años después de la creación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en el país. La cobertura territorial del Inta en la zona Centro-Oeste de la provincia de Corrientes, incluye además una destacada presencia con Agencias de Extensión en Esquina, Goya, Bella Vista, Saladas y Santa Rosa.
En sus primeros años de trabajo, la Estación Experimental de Bella Vista realizó un inventario bioecológico de los artrópodos en cultivo cítrico. También se diseñó un sistema de alarmas de insectos y ácaros, se promovió la diversificación de portainjertos y difusión comercial del Rangpur. Fue el momento para la introducción de nuevas variedades cítricas y un fuerte trabajo del Sistema de Extensión en producción de cítricos. Entre 1960-1964 se participó de la primera red de ensayos de adaptación de especies de pinos tropicales y subtropicales.
Luego, en la segunda década se hizo difusión comercial de plantas cítricas nucelares, ampliación del período de cosecha de citrus, fertilización química en citrus  y tabaco, almácigos permanentes de tabaco y curado de tabaco bajo cobertura plástica. En aquel período se dio inicio a la producción flori-hortícola de primicia y mapa de suelos del departamento Bella Vista. Esta época (1966-1976) estuvo muy marcada por una experiencia conocida como Consejo Asesor de Juventudes. El servicio de extensión inició una destacada intervención en cuanto al asesoramiento técnico de la producción cítrica y se inició un amplio involucramiento territorial en las comunidades locales que continúa hasta la actualidad. Entre 1973 y 1974 se instalaron las primeras colecciones de material salvaje de especies de pinos tropicales.
En la década siguiente comenzó con la difusión comercial de frutillas y hortalizas de primicia, vivero cítrico bajo cobertura plástica, cultivos hortícolas bajo cobertura plástica, provisión de semillas y yemas cítricas libres de virus, evaluación de la eficiencia de la solarización para la desinfección de suelos como método no contaminante.
El sector forestal se inserta entre las actividades sustantivas de la EEA y comenzaron trabajos de mejoramiento de pinos y eucaliptos. Además se instalaron los primeros ensayos en álamo y sauce, como también dio inicio al trabajo de mejoramiento genético de la calidad de la madera en conjunto con las Estaciones Experimentales de Montecarlo (Misiones) y Concordia (Entre Ríos). En ese mismo sentido, aparecieron los ensayos de Eucalyptus grandis y Pinus elliotti, y desde el trabajo del Inta Bella Vista se obtuvieron los primeros resultados en Argentina sobre la variación genética de la densidad de la madera y diferentes distancias de plantación. 
Los primeros años del nuevo siglo, se lograron múltiples avances: la tecnología desarrollada en citrus respecto al manejo de la cancrosis, permitió que no se interrumpan las exportaciones de cítricos al Mercado Común Europeo; difusión del manejo de mosca blanca con el control biológico como componente del Manejo Integrado de Plagas; identificación de las principales enfermedades en los cultivos bajo cubierta, difundiéndose las técnicas de prevención y control; métodos no-destructivos permiten selección temprana de eucaliptos y pinos con mejor aptitud para uso sólido; conocimientos sobre vector de la enfermedad de cítricos HLB.
En este tiempo se generó la primera ficha técnica de propiedades físicas, mecánicas y organolépticas de los clones de Eucalyptus grandis generada por Inta y disponibles para el sector productivo. También se logró implantar y evaluar la primera red de ensayos de progenie de Grevillea robusta en la Mesopotamia, incorporar una máquina universal para ensayos mecánicos de la madera y destacada participación del Equipo Forestal en la conformación y asesoramiento técnico del Consorcio Forestal Corrientes Centro, con epicentro en Santa Rosa (Corrientes).
En los últimos años hubo un fuerte trabajo de articulación a diferentes escalas, organizando el Festival Regional de Cine Rural, Congreso Argentino de Citricultura en la ciudad de Bella Vista, Congreso Argentino de Horticultura en Corrientes, el Congreso Latinoamericano y del Caribe de Educación, Comunicación y Políticas Públicas organizado en Goya y un inédito Día de Campo Forestal con la participación de todos los consorcios de Misiones, Entre Ríos y Misiones.
En la actualidad se realiza una amplia difusión del control biológico por conservación de enemigos naturales en invernaderos hortícolas sin residuos químicos, ajustes para utilizar el parasitoide Tamarixia radiata en el control del vector de HLB en citrus de traspatio, arbolado urbano, mirto, pequeños productores citrícolas que no usan químicos y  quintas abandonadas. En el plano de investigación en temática forestal, se hizo la primera caracterización de las propiedades físicas, mecánicas y organolépticas de clones híbridos de Eucalyptus generados por el Inta; finalización del estudio genético de la densidad de la madera sobre más de 5000 individuos de Pinus taeda a través de 7 sitios de la Región Mesopotámica para la formación de poblaciones de producción con mejores propiedades de la madera; selección, implantación e inscripción ante Insase de los primeros Huertos Semilleros clonales de Grevillea robusta y Corymbia variegata en Argentina; generación de la primera Guía de Buenas Prácticas Forestales para la provincia de Corrientes. 
La cancrosis de los citrus, causada por la bacteria Xanthomonas axonopodis pv. citri (Xac), afecta a todos los cítricos en Argentina. Las cepas más agresivas se difundieron desde 1977 y luego se hizo endémica en el NEA y en 2002 se hizo evidente en el NOA. Las exportaciones a Europa se realizaban sin inconvenientes pero desde 1990 se comunicó la implantación de restricciones cuarentenarias por la Unión Europea que se efectivizaron en 1998 permitiendo la entrada de fruta únicamente de países libres de cancrosis. Esta exigencia se redujo posteriormente a "zona libre" y por último se aceptó el concepto de "lote libre" que fuera propuesto por Argentina. Después de más de 30 años de investigaciones realizadas en el NEA, a partir de una destacada labor de investigadores y técnicos del Inta Bella Vista,  se concluyó que es posible obtener frutos libres de síntomas de cancrosis, en "lotes de sanidad controlada" mediante el manejo integrado y un sistema de trazabilidad de la producción. La producción para la UE proviene de lotes inscriptos como "de sanidad controlada" y sujetos al manejo integrado.
El Inta suministra la tecnología necesaria para obtener la producción requerida y capacita a los inspectores, monitoreadores, productores y profesionales en la identificación de los síntomas y la tecnología de manejo integrado. 
Otra enfermedad sometida a restricciones es el black spot, moteado negro o mancha negra, de reciente difusión y que afecta a diferentes tipos de citrus en el país y también se ha desarrollado tecnología de manejo para los mismos lotes de sanidad controlada. 
Las exportaciones de fruta cítrica a la UE solo pudieron mantenerse debido a la tecnología de manejo desarrollada por Inta. Nuevas amenazas surgen traídas de otros lugares. El HLB está encarado como lucha preventiva e investigación de base para su futuro manejo. Muchas amenazas se controlan con el manejo estricto de la sanidad del germoplasma que es mantenido principalmente por Inta.
En el marco de un proyecto nacional, investigadores del Inta Bella Vista llegan a producir batata libre de virus, hecho destacado para la continuidad de su producción por parte de agricultores familiares y campesinos de la zona. Desde una experiencia del sistema de extensión local se promueve la utilización de estos materiales libres de virus en cultivos comerciales de batata, con la participación de los diferentes actores del territorio.
En cuanto a servicios la Estación Experimental de Bella Vista cuenta con laboratorios que ofrecen a los productores una variedad de diagnósticos: fitopatología en citrus y hortalizas; entomología en citrus y hortalizas; nematología y micropropagación vegetal.
La tarea se encuentra enmarcada en proyectos con enfoque territorial  (Pret), lo que significa que la mirada es directa hacia los territorios con una participación activa de productores y otros actores institucionales.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día
    Columnistas
    INUNDACIONES, EN PRIMERA PERSONA
    Golpeado
    INUNDACIONES, EN PRIMERA PERSONA