La empresa que ganó la licitación para construir y operar las instalaciones firmó el contrato del programa Renovar. Las obras implicarán 150 puestos laborales. Cuando funcione, estiman que después del segundo semestre del 2018,  empleará 25 personas y aportará unos 12,5 megavatios al interconectado nacional. 

 

En el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, se firmaron el último jueves los primeros siete contratos correspondientes a proyectos adjudicados en la primera fase del programa Renovar. Uno de ellos refiere a la central termoeléctrica de biomasa que comenzará a construirse en el parque industrial de Santa Rosa. 
Según explicaron desde el organismo nacional “cada proyecto suscribió, a través de una sociedad de propósito específico, su respectivo contrato de abastecimiento de energía eléctrica renovable con Cammesa y su acuerdo de adhesión al Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables (Foder) con el Ministerio de Energía y Minería y el Banco de Inversiones y Comercio Exterior (Bice)”.
“Con una inversión superior a los 25 millones de dólares, en marzo comenzarían las obras. En la etapa de construcción serían empleadas unas 150 personas” dijo el ministro de Industria, Comercio y Trabajo de la Provincia, Ignacio Osella al ser consultado por El Litoral, haciendo referencia a los trabajos que se ejecutarán en  un lote de unas 10 hectáreas del parque foresto-industrial de Santa Rosa.
El  plazo estimado de ejecución de la edificación e instalación, es de unos 18 meses por lo que estiman que la central podría funcionar a partir del segundo semestre del 2018. Cuando esto suceda, serán 25 las personas que se necesitarán para trabajar en la generación de energía a través de biomasa.
Con respecto a esto, el ministro aclaró que no sólo se utilizarán los desechos de los aserraderos sino también los residuos vegetales que están en los montes, como ramas caídas en el suelo. No obstante, destacó que el principal objetivo es poder utilizar aquellos elementos descartados por el sector industrial de la madera ya que así, además de producir energía se preservará el medio ambiente evitando las quemas.
Una cuestión no menor considerando que en la actualidad funcionan unos 40 aserraderos en la localidad. “Uno de ellos ya se mudó al parque industrial y ya me expresó su propietario que es notable la mejoría en cuanto a la disponibilidad de energía”, señaló Osella. Al mismo tiempo remarcó que “ya se está trabajando para que otros nueve establecimientos también se trasladen al parque industrial que tiene una capacidad para un centenar de aserraderos”. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Columnistas